Seleccionar página

EDUCANDO ENTRE DOS: TODO UN DESAFÍO!

24 Abr, 2022

Quiero empezar manifestando todo mi respeto y por las personas que tienen que educar en solitario porque eso es algo muy duro. Bastante nos cuesta acertar entre dos, como para verte tú solo o sola ante la toma de decisiones que tienen que ver con la educación y la crianza de tus hijos.
Pero aquellos que tenemos la suerte de criar en pareja, nos enfrentamos sin duda a algo sobre lo que cada vez pienso más: que somos muy muy muy distintos padre y madre y que tenemos unas visiones, percepciones y sensibilidades muy distintas también acerca de nuestros hijos.
Me lo hace presente una pareja que tengo actualmente y en la que una vez más, uno de los principales motivos de discusión es la discrepancia que tienen a la hora de marcar pautas educativas. Es normal. Discrepar sobre el sofá que vamos a comprar, o incluso sobre el lugar de vacaciones puede tener su trascendencia, pero no estar de acuerdo en lo que debemos dar a nuestros hijos que es lo más preciado que tenemos como pareja, pues nos pone absolutamente en jaque.
Fijaros lo que me decía Pedro el otro día:
“Es cierto que yo llego más tarde y que Pilar ha pasado toda la tarde con ellos, pero tampoco puede ser que al llegar a casa me sienta un extraño y no pueda decidir nada ni pasar un rato relajado con mis hijos. No vengo de tomarme cañas, y no tengo porque sentirme culpable por irrumpir en el ambiente familiar. Soy consciente de que Pilar tiene más la riendas y sabe más lo que les conviene pero tampoco puedo quedarme como un visitante.”
No le falta razón a Pedro, pero quizás deba ser más comprensivo con el hecho de que el llega con todas las ganas del mundo de abrazar a sus hijos y de ponerse a hablar con ellos, pero desembarca en un terreno en el que ya hay mucho recorrido durante la tarde y cansancio… y en el que es necesario un orden y un horario. Pilar tendrá que flexibilizar un poco y en la medida que la jornada de Pedro se alargue tanto facilitarle que pueda tener esos momentos de conexión con sus hijos al llegar a casa.
De ese modo encontrarán mucha más conexión entre ellos también que se sentirán mucho más cerca y mucho más juntos en la crianza de sus hijos. Y como golpe final de carambola los hijos se sentirán también beneficiados por esta cercanía de sus padres que les transmitirán mucha más paz y mucho más cariño y serenidad.

Quizá también te interese…

¿Todo por mis hijos?

¿Todo por mis hijos?

Comparto hoy con vosotros la entrevista que me hizo Dolors Masot de Aleteia en la que, entre otras cosas, abordamos si es correcto o no este...

Pareja antes que padres

Pareja antes que padres

Aquí vuelvo con uno de mis puntos más repetidos, seguro, pero en los que creo firmente y es que nosotros dos somos lo más importante, el uno para el...

UN VERDADERO RETO

UN VERDADERO RETO

Berta me decía: “No, si nosotros como pareja funcionamos bien, el problema está cuando están los hijos de por medio.” “No soporto ver cómo tratar al...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *